NOVEDADES INSTANTANEAS

NUESTRO CORREO ajuri@unse.edu.ar

jueves, 9 de julio de 2015

PARA CONOCER ALGO DE LA LIGA ARABE

Liga Árabe


La Liga de Estados Árabes o simplemente Liga Árabe (en árabe: جامعة الدول العربية Yāmi`at ad-Duwal al-`Arabiyya), es una organización que agrupa a los Estados árabes.

Fue fundada el 22 de marzo de 1945 por siete Estados. Su objetivo principal es:

Servir el bien común, asegurar mejores condiciones, garantizar el futuro y cumplir los deseos y expectativas de todos los países árabes.

Su diferencia con otras organizaciones como la Unión Europea es que no ha conseguido un grado importante de integración regional y en que la organización no mantiene relaciones directas con los ciudadanos de sus Estados-miembro. La carta fundacional de la Liga Árabe declara que coordinará asuntos económicos, incluyendo relaciones comerciales, comunicaciones, cultura y salud. La sede permanente (Secretaría General) de la Liga se encuentra en El Cairo, Egipto. Salvo entre 1979-1989 que estuvo ubicada en Túnez.

En su carta fundacional, la Liga Árabe fijó como sus objetivos iniciales los de conseguir que el resto de estados árabes que aún se encontraban colonizados por países europeos se independizasen, y que en el Mandato Británico de Palestina la minoría judía no estableciera un estado independiente (Israel). También especificaba que no se trata de una Unión de estados ni de una Federación, sino una Liga en la que todos los estados soberanos mantienen una total independencia.

Fundación

Durante la Segunda Guerra Mundial, El Cairo fue el centro de la toma de decisiones tanto económicas como militares de los británicos para todo Oriente Próximo. Esta posición estratégica clave, permitió al gobierno egipcio entrar en conversaciones con otros países árabes para consolidar una unión más estrecha entre todos ellos. En ese momento, la situación en todos los Estados Árabes era muy diferente; mientras que en los gobiernos de Irak y Siria había una clara voluntad de fomentar los vínculos entre los países árabes, en el Líbano (con una importante población cristiana) no se veía con tan buenos ojos. En Yemen, Arabia Saudita y Egipto el sentimiento de unidad árabe ya estaba más extendido, aunque siempre manteniendo por delante los intereses nacionales.
Lo que estaba fuera de toda duda, era el hecho de que la guerra había contribuido notablemente a consolidar el sentimiento de unidad entre todos los árabes. Este estrechamiento de lazos desembocó en un primer intento de creación de una Liga de Estados Árabes, favorecido además, por el impulso británico, que se aseguraba así la influencia en la zona.
El primer borrador, desarrollado por el primer ministro de Irak y por Gran Bretaña, establecía cinco puntos por los que se habría de regir la unión:
1. Formación de una Gran Siria, que estaría formada por Siria, Palestina, Transjordania y Líbano.
2. Creación de la Liga Árabe, formada por la unión de Iraq y de la Gran Siria.
3. La Liga tendría un consejo permanente encargado de coordinar las cuestiones relativas a la administración y gobierno, los asuntos exteriores, la defensa, las cuestiones económicas y la protección de las minorías.
4. Se concedería una pequeña autonomía a los judíos de Palestina.
5. Los Maronitas de Líbano tendrían un régimen privilegiado.
También se establecía que esta unión estaría dirigida por la familia Hachemita. Sin embargo, este primer proyecto contó con una importante oposición; claramente en contra se manifestaron la comunidad judía, gran parte de la opinión pública libanesa, una parte de los sirios que defendían su propia nacionalidad al margen del resto de pueblos árabes, Egipto (que aspiraba a una unidad bajo su hegemonía) y el rey de Hiyaz, que no veía con buenos ojos que se forjara en su frontera norte una unión tan fuerte dominada por la familia Hachemita. Esta fuerte oposición abocó al proyecto a su fracaso. Ante el poco éxito de los Hachemitas en el proceso de unidad, el presidente egipcio Nabas, lanzó un segundo proyecto que suponía un menor grado de integración pero que contaba con un mayor apoyo, especialmente por parte de los ingleses. Después de dos conferencias (Alejandría en 1944 y El Cairo en 1945) y una intensa labor diplomática se consiguió, presionando a los países más reticentes, crear la Liga de los Estados Árabes. Ésta unió a siete países con relativa capacidad de acción: Egipto, Siria, Líbano, Transjordania, Iraq, Arabia Saudita y Yemen del Norte, junto con un representante de los árabes palestinos, dejando las puertas abiertas a la posible entrada del resto de países árabes que quisieran unirse a ellos una vez lograsen su independencia.
Se estableció su sede fija en El Cairo. Aunque se prohibía la injerencia en asuntos internos de otros países, sí se marcaron una serie de objetivos: fortalecer las relaciones entre los estados miembros, coordinar sus políticas para salvaguardar su independencia y soberanía, y en general, todo cuanto afectaba a los asuntos e intereses de los países árabes. También se estrechaba la cooperación en materia económica, en comunicaciones, en asuntos culturales y en las políticas de bienestar social. Se alcanzó el acuerdo de no recurrir a la fuerza para resolver conflictos entre los miembros de la Liga.
Miembros
Estados miembros de la Liga Árabe

dispersión de la lengua árabe.

Miembros de la Liga Árabe (y fecha de su admisión):
• Egipto - 22 de marzo de 1945 (Fundador) (suspendido, 1979-1989)
• Irak - 22 de marzo de 1945 (Fundador)
• Jordania (como Transjordania entre 1945-1949) - 22 de marzo de 1945 (Fundador)
• Líbano - 22 de marzo de 1945 (Fundador)
• Arabia Saudí - 22 de marzo de 1945 (Fundador)
• Siria - 22 de marzo de 1945 (Fundador)
• Yemen del Norte - 5 de mayo de 1945 (Fundador), desde 1990 como Yemen 1967-1990 (fusión con Yemen del Sur)
• Libia - 28 de marzo de 1953
• Sudán - 9 de enero de 1956
• Marruecos - 1 de octubre de 1958
• Túnez - 1 de octubre de 1958
• Kuwait - 20 de julio de 1961
• Argelia - 16 de agosto de 1962
• Emiratos Árabes Unidos - 12 de junio de 1971
• Baréin - 11 de septiembre de 1971
• Catar - 11 de septiembre de 1971
• Omán - 29 de septiembre de 1971
• Mauritania - 26 de noviembre de 1973
• Somalia - 14 de febrero de 1974
• Palestina - 9 de septiembre de 1976 (representada por la OLP)
• Yibuti - 18 de diciembre de 1977
• Comores - 20 de noviembre de 1993
La suspensión de Egipto se debió a la firma de los acuerdos de Camp David y al establecer relaciones diplomáticas con Israel. Durante esta suspensión la sede de la Liga se trasladó de El Cairo a Túnez.
El Sahara Occidental, territorio ocupado y administrado de facto por Marruecos, es considerado como parte de éste por la Liga Árabe.
Organización

La Liga Árabe está compuesta por los siguientes organismos:
• Consejo de la Liga Árabe, integrado por todos los estados miembros. Cada país tiene un voto y las decisiones aprobadas no son necesariamente vinculantes;
• Consejo Económico y Social Árabe;
• Comités técnicos;
• Agencias árabes especializadas;
• Uniones o asociaciones árabes;
• Secretaria General, nombrado por el Consejo

jueves, 22 de enero de 2015

QUE ES EL SUFISMO ? - PARA ENTENDER ALGO DE LOS CUENTOS SUFIES

El Sufismo, es una filosofía de la vida, una fuente de conocimiento. No es una religión o un culto, no es una obligación que alguien impone a alguien por medio de dogmas. La Tradición Sufí es una sabiduría antigua que está en los cimientos de todas las religiones, aunque es disidente de todas ellas. Al mismo tiempo es una ciencia actual, aplicable en cualquier momento y situación; y puede ser llevada por cualquier persona independientemente de su condición, así como no exige retirarse del mundo y sus problemas, sino por el contrario los utiliza para intentar el desarrollo del individuo, adaptándose a cada momento histórico.


Algunos de sus más importantes sabios y maestros han llegado a ser conocidos en Occidente, fueron muy influyentes en su época y su conocimiento ha llegado hasta nuestros días: como Ibn Arabi, nacido en la Murcia musulmana del siglo XII. Omar Khayyan Poeta Persa también del siglo XII y Rumi místico y visionario del Afganistán del siglo XIII.

Los cuentos son una forma natural de transmitir, mensajes y conocimientos y son utilizados por las culturas de todo el mundo. Además tienen la cualidad de mostrar ideas de manera sencilla y en poco tiempo que de otro modo y utilizando el intelecto serían muy trabajosas de explicar, comprender y compartir. Los cuentos se perciben con el corazón y no con la mente. De esta forma no se trata tanto de descifrarlos para ver qué quieren decir, sino más bien de permitir que se produzca su efecto sutil cuando los leemos para nosotros mismos o para otras personas

lunes, 3 de noviembre de 2014

AUTENTICAS TABLAS DE UGARIT


ALFABETO DE UGARIT- ENSAYO PUBLICADO EN SANTIAGO DEL ESTERO POR EL GRUPO LITERARIO ESCRITORES DEL NUEVO TIEMPO


LA HERENCIA

Cr. Alfredo Osvaldo Juri-Santiago del Estero

 Unse

El filósofo David Hume escribió: 'la costumbre constituye la guía fundamental de la vida humana'. Efectivamente, el conocimiento de las costumbres supone una guía importante para comprender el alma de un país y de sus gentes. Con lo expresado anteriormente quiero introducirme en un tema  que, de una manera u otra he venido estudiando  a través de estos años, debido a mi origen árabe, ese tema es el de la influencias de la cultura árabe en nuestro pueblo argentino, pero en este caso me quiero referir a nuestro pueblo santiagueño.

La mayoría de los habitantes árabes que habitan  nuestro suelo son de origen sirio y libanes, teniendo en cuentas que el conjunto de países árabes son aproximadamente 23, es una porción de ese pueblo la que emigro a estas tierras

Dentro de este conjunto de personas sirio libanesas, quiero destacar más que todo los de origen sirio, país del cual proviene gran cantidad de inmigrantes (Y  mi flia) que supieron dejar su impronta en las costumbres diarias.

En este caso muy especial  y teniendo en cuenta la verdad histórica que nos toca vivir a nivel mundial con el problema globalizado de Siria y de una posible guerra , nos queda mucho por reflexionar por el aporte que el conjuntos de pueblos árabes han realizado a la humanidad .

Mucho podríamos hablar de las ciencias que convergieron a colaborar con el engrandecimiento de América, como las matemáticas, la física, la astronomía y fundamentalmente la lengua.

Los sirios tenemos el orgullo de contar  como herencia el alfabeto de UGARIT , alfabeto este que es cuneiforme que fue empleado alrededor de 1500 antes de Cristo ara representar gráficamente el idioma ugaritico, una extinta lengua cananita, descubierta en Ugarit, en la actual Siria, en 1928. Este sistema de escritura poseía 31 letras.

Otras lenguas del área de Ugarit (particularmente la lengua hurrita) también utilizaban este alfabeto.

Las tablas de arcilla escritas en ugarítico constituyen las primeras evidencias de los órdenes alfabéticos levantino y meridional, que más tarde evolucionarían para dar los órdenes del hebreo, griego y latin.

Lengua esta (el latin ) que da nacimiento a nuestro alfabeto y   que dio origen a nuestro alfabeto para poder escribir y hablar como lo hacemos  y que  es demasiado  rico en expresiones idiomáticas y que además  cuenta con aproximadamente 5.000 términos que derivan del árabe  ( denominados arabismos).

Bueno es recordar la historia  de descubrimiento de estas  tablas de Ugarit

Este lugar, conocido en la actualidad como Ras Shamra, se halla en la costa mediterránea de Siria, a unos 16 Km. al norte de Lataquia y a 40 Km. al suroeste de Antioquía.

 Este descubrimiento, como tantos  descubrimientos,  también fue accidental.

En la primavera de 1928 un labrador alauita (descendientes de Mahoma) descubrió una losa mientras araba (el «Puerto Blanco»), cerca de la actual Ras Shamra.

Levantada la tapa, resultó ser una cámara sepulcral. Una investigación posterior y el examen de cerámica hallada en la tumba, así como de la misma estructura de la tumba, llevaron a los investigadores a establecer significativos paralelismos con la cerámica micénica y las tumbas cretenses. Estos indicios arqueológicos llevaron allí a una expedición arqueológica francesa,

Después de pocos días de excavaciones en la necrópolis de Minet el-Beida hallaron una imagen de una diosa de la fertilidad.

La consciencia de que estaban excavando una necrópolis llevó a los investigadores a plantear la cuestión de dónde había estado su ciudad correspondiente.

 No lejos de allí, a unos pocos cientos de metros al este, se hallaba un promontorio cubierto de hinojo, y que era conocido localmente como <>.

Los investigadores decidieron que era el lugar más lógico para albergar las ruinas de una ciudad desaparecida. Pronto empezaron a aparecer restos. El 14 de mayo de 1929 se descubrió una gran cantidad de tabletas escritas en cuneiforme (La escritura cuneiforme es comúnmente aceptada como una de las formas más antiguas de Expresion escrita, (según el registro de restos arqueológicos.)

Entre ellas resultó haber tabletas grandes con tratados gubernamentales, otras pequeñas, con correspondencia personal de reyes. De gran importancia, sin embargo, fue el descubrimiento de que la mayoría de aquellas tabletas estaban escritas con unos símbolos cuneiformes evidentemente no silábicos, sino alfabéticos, al aparecer sólo 27 caracteres distintos (más tarde se apreciaría que en realidad eran 30). Tras arduas investigaciones estadísticas y criptoanalíticas, (El Criptoanálisis (del griego kryptós, "escondido" y analýein, "desatar") es la parte de la criptologia que se dedica al estudio de sistemas criptográficos) Hans Bauer logró asignar su valor fonético a 20 de los símbolos cuneiformes; otros investigadores acabaron de ajustar este trabajo.

Una copia de esta tabla se encuentra en nuestra provincia en la Plaza arbe enclavada en calle Alvear y Peru de nuestra ciudad capital.

Como queda comprobado de estas tablas llamadas de Ugarit surge fehacientemente que surge el latin , lengua madre de nuestro idioma , o sea que comenzamos a aproximarnos a los que nosotros queremos acentuar ( nuestro idioma tiene un fuerte impacto de la lengua árabe. Y si a esto le agregamos que lo que hoy llamamos español o castellano se forjó en Castilla cuando los árabes aún controlaban gran parte de la península; esto significa que, más que una influencia, el árabe supuso una de las bases sobre las que se fue constituyendo el idioma que hoy conocemos. El grado de penetración de las lenguas islámicas en el español es todavía tema central de debate entre los lingüistas, pero las evidencias ponen de manifiesto que no se trata, precisamente, de algo sucinto ni leve. Igualmente innegable es que el español conserva su base latina y es, por encima de todo, una lengua romance. Sobre el actual, que todos hablamos hoy, se dice que fue evolucionando a partir de la fusión entre el castellano antiguo y la lenguas mozárabes, que en muchos casos no destruyeron ni sustituyeron vocablos propios del primero, sino que añadieron al léxico nuevos términos que designaban ideas u objetos para los que ya existía un nombre. Esto explica la existencia de los llamados ‘dobletes lingüísticos’, parejas de palabras (una latina y una árabe) que definen el mismo concepto, como son, por ejemplo, aceituna y oliva, jaqueca y migraña o alacrán y escorpión.

Pero los arabismos pueden encontrarse en muchísimos más campos semánticos del español actual, como por ejemplo en el de los oficios (acalde, albacea, alfarero), la agricultura (albaricoque, zanahoria, naranja, arroz), el agua (alberca, acequia) o los alimentos y utensilios (escabeche, fideo, almuerzo, jarra, taza). Se estima existen unos 4.000 arabismos en el vocabulario español, muchos de los cuales presentan, como puede apreciarse, prefijos y sufijos comunes.

Realmente quiero rescatar  a un escritor español al que he leído poco pero puede rescatar gracias a Dios una opinión que para mi es fundamental , sobre todo en este pequeño ensayo sobre el origen del alfabeto y que orgullosamente lo vonculo con mi sangre , sangre que por provenir de origens árabes de ningunam manera se desvicula de miorigen netamente santiagueño y por supuesto argentino.

Este brillante pensador y escritor (ANTONIO GALA ) volcó en: en el prólogo a la Antología de relatos marroquíes , publicada en Granada en 1985: “A centenares, las más sonoras palabras de nuestro idioma son árabes”. La misma influencia observamos en lo que clásicamente se ha denominado las Bellas Artes, así como en la arquitectura y ciertas tradiciones. Es como si este pasado se nos haya ocultado por un olvido, que yo lo estimo intencionado, porque no es posible que a tantos profesores de historia no se les ocurra hacer referencia a los alumnos de lo que ha sido en España  Y SU LENGUA palanca de la historia y la cultura, que por otro lado es la lengua que heredamos los americanos en su gran  mayoría con excepción de Brasil y de EE.UU.

 

GLOSARIO DE TERMINOS

1.- Alauita.- Alauí es la dinastía actualmente reinante en Marruecos Su denominación procede del nombre de su fundador Ali o Mulay Ali Sharif

2.- Cuneiforme. La escritura cuneiforme es comúnmente aceptada como una de las formas más antiguas de expresión escrita, según el registro de restos arqueológicos

3.- Cananita  (habitante de Cannan) es la denominación antigua de una región del Próximo Oriente, situada entre el mar Mediterráneo y el río Jordán y que abarcaba parte de la franja sirio-fenicia conocida también como el Creciente fértil. En la actualidad se corresponde con el Estado de Israel, la Franja de Gaza y Cisjordania, junto con la zona occidental de Jordania y algunos puntos de Siria y Líbano.

4.- Cretense.- Proveniente de la isla de Creta  (Grecia)

5.- Hurrita es el nombre que se usa por lo general para el idioma de los hurritas, un pueblo que llegó al norte de Mesopotamia alrededor del 2300 a. C. y que prácticamente había desaparecido hacia el 1000 a. C.

6.-Levantino-  Procedente de una región denominada Levante (Levante español o Levante mediterráneo).

7.- Micénica.- La civilización micénica es una civilización prehelénica  (final de la Edad del Bronce). Obtiene su nombre de la villa de Micenas, situada en el Peloponeso

8.- Mozárabes, es el nombre con el que se conocía a los cristianos que vivían en el territorio musulmán de Al-Ándalus (sur de España)

 

 

 

INVIERNO DEL 2013

 EN LA MADRE DE CIUDADES

 

lunes, 18 de agosto de 2014

lunes, 4 de agosto de 2014

EL DESARROLLO ECONOMICO DE LA COLECTIVIDAD ARABE EN SANTIAGO

El desarrollo económico de la colectividad árabe y sus potencialidades en Santiago del Estero y su vinculación con los países árabes. HAGA CLIK AQUI

miércoles, 25 de diciembre de 2013

REFLEXIONES DE FE DEL PADRE GREGORIO MAKANTASSIS PARROCO DE SANTIAGO DEL ESTERO


LA ORACION EN EL NOMBRE DEL SEÑOR:

La “oración a Jesús es conocida también por nuestra tradición ortodoxa como la oración del corazón (de la mente en el corazón) consistente en una breve fórmula piadosa que se repite: “Señor Jesucristo, Hijo de Dios,  ten piedad de mí pobre pecador”, su origen se puede descubrir en el ambiente de búsqueda de una oración continua que sella intensamente la historia espiritual de los primeros siglos cristianos, que se remonta particularmente el peregrinar de los Padres del desierto. Es doctrina común del monacato primitivo la búsqueda del ideal de la oración incesante. Se dice de San Antonio de Egipto, quien ha pasado a la historia como: el padre de los monjes quien «rezaba constantemente, pues había aprendido que era necesario rezar incesantemente en privado». La aspiración a una oración constante se nutre de las enseñanzas del apóstol San Pablo que exhorta en su cartas a vivir «perseverantes en la oración» (Rom 12:12) y a «orar sin cesar» (1Tes. 5: 17).
            Se recomienda, más aún en estos tiempos de tanta necesidad espiritual, como fórmula privilegiada la “oración a Jesús” que es una fórmula abreviada que sintetiza la espiritualidad monástica de lamentación y dolor por los propios pecados. Es así que la constante repetición de jaculatorias: oraciones cortas, oral o mental, de una oración o frase breve o de una sentencia de la Sagrada Escritura para alabar al Señor, obtener ayuda o para implorar perdón, se descubre en la temprana tradición cristiana y se va enlazando esta práctica con el propósito de alcanzar la oración continua.
            Entre las referencias a la invocación del nombre de Jesús puedo citar una oración de San Isaac de Siria, Obispo de Nínive (Sig. VII): «Oh nombre de Jesús, llave de todos los dones, abre para mí la gran puerta de tu casa del tesoro para que pueda entrar y alabarte, con la alabanza que nace del corazón, como respuesta a tus misericordias que vengo experimentando de un tiempo acá; pues tú has venido y me has renovado con la conciencia del Nuevo Mundo».
            El surgimiento de la Oración a Jesús, se lo vincula a la oración humilde del publicano el que aspirando a la misericordia divina oraba: «¡Oh Dios! ¡Se propicio a mí, pecador!» (Lc 18,13). Es la forma correcta de orar en la que podemos aprender del publicano; por lo que no tengamos vergüenza de orar a Dios como él lo hizo, con unas pocas simples palabras, las que fueron suficientes para que obtuviera perfectos resultados, así tu oración será más liviana que una pluma. Pues si este modo de orar justificó a un pecador, cuanto más fácilmente elevará a un hombre justo a las alturas, por eso lleva siempre la palabra del publicano en tu corazón y pronúncialas con tus labios al Señor.
            Asimismo en el Nuevo Testamento en referencia al Señor Jesús, así como a las acciones realizadas en su nombre encontramos entre las citas: «Santificado sea tu nombre» (Mt 6,9; Lc 11,2), de la oración del Padre Nuestro; o «bautizándolos en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo» (Mt 28, 19), de la misión apostólica, en la Carta a los Filipenses 2: 9-11: «al nombre de Jesús, toda rodilla se doble --en el cielo, en la tierra, en al abismo-- y toda boca proclame que Jesucristo es Señor»; en los Hechos de los Apóstoles 4:12: «Porque no hay bajo el cielo otro nombre dado a los hombres por el que nosotros debamos salvarnos» y en el Evangelio según San Juan16:23-24: «Pues sí, os aseguro que, si alegáis mi nombre, el Padre os dará lo que le pidáis. Hasta ahora no habéis pedido nada alegando mi nombre. Pedid y recibiréis, así vuestra alegría será completa».
El ejercicio de la invocación del nombre del Señor Jesús, además de una manifestación de fe, es fruto de la convicción sobre el poder del nombre de Dios. Así, la invocación del nombre no se limita a una evocación piadosa sino que es además portadora de una fuerza o dinamismo salvífico que actualiza su presencia. El contexto de la oración a Jesús es la fe. El obispo griego-ortodoxo Kallistos Ware, sostiene: «El Nombre es poder, pero una repetición puramente mecánica, por sí misma, es incapaz de lograr algo. La Oración a Jesús no es un talismán mágico. Como en todas las operaciones sacramentales, se requiere que el hombre coopere con Dios a través de su fe activa y su esfuerzo ascético. Estamos llamados a invocar el Nombre con recogimiento y vigilancia interior, manteniendo nuestra mente en las palabras de la Oración, conscientes de a quién nos dirigimos y quién nos responde en nuestro corazón». El dice enfático que la oración a Jesús «no es un instrumento para ayudarnos a concentrarnos o relajarnos. No es simplemente una parte de un 'yoga cristiano' un tipo de 'meditación trascendental' o un 'mantra cristiano', es una invocación dirigida a otra persona: Dios hecho Hombre, Jesucristo, nuestro Salvador y Redentor». Por lo que practiquemos esta oración desde lo más profundo de nuestro corazón y conscientes que la elevamos a nuestro Dios.


                                                           PADRE GREGORIO MAKANTASSIS