NOVEDADES INSTANTANEAS

NUESTRO CORREO ajuri@unse.edu.ar

jueves, 9 de julio de 2015

PARA CONOCER ALGO DE LA LIGA ARABE

Liga Árabe


La Liga de Estados Árabes o simplemente Liga Árabe (en árabe: جامعة الدول العربية Yāmi`at ad-Duwal al-`Arabiyya), es una organización que agrupa a los Estados árabes.

Fue fundada el 22 de marzo de 1945 por siete Estados. Su objetivo principal es:

Servir el bien común, asegurar mejores condiciones, garantizar el futuro y cumplir los deseos y expectativas de todos los países árabes.

Su diferencia con otras organizaciones como la Unión Europea es que no ha conseguido un grado importante de integración regional y en que la organización no mantiene relaciones directas con los ciudadanos de sus Estados-miembro. La carta fundacional de la Liga Árabe declara que coordinará asuntos económicos, incluyendo relaciones comerciales, comunicaciones, cultura y salud. La sede permanente (Secretaría General) de la Liga se encuentra en El Cairo, Egipto. Salvo entre 1979-1989 que estuvo ubicada en Túnez.

En su carta fundacional, la Liga Árabe fijó como sus objetivos iniciales los de conseguir que el resto de estados árabes que aún se encontraban colonizados por países europeos se independizasen, y que en el Mandato Británico de Palestina la minoría judía no estableciera un estado independiente (Israel). También especificaba que no se trata de una Unión de estados ni de una Federación, sino una Liga en la que todos los estados soberanos mantienen una total independencia.

Fundación

Durante la Segunda Guerra Mundial, El Cairo fue el centro de la toma de decisiones tanto económicas como militares de los británicos para todo Oriente Próximo. Esta posición estratégica clave, permitió al gobierno egipcio entrar en conversaciones con otros países árabes para consolidar una unión más estrecha entre todos ellos. En ese momento, la situación en todos los Estados Árabes era muy diferente; mientras que en los gobiernos de Irak y Siria había una clara voluntad de fomentar los vínculos entre los países árabes, en el Líbano (con una importante población cristiana) no se veía con tan buenos ojos. En Yemen, Arabia Saudita y Egipto el sentimiento de unidad árabe ya estaba más extendido, aunque siempre manteniendo por delante los intereses nacionales.
Lo que estaba fuera de toda duda, era el hecho de que la guerra había contribuido notablemente a consolidar el sentimiento de unidad entre todos los árabes. Este estrechamiento de lazos desembocó en un primer intento de creación de una Liga de Estados Árabes, favorecido además, por el impulso británico, que se aseguraba así la influencia en la zona.
El primer borrador, desarrollado por el primer ministro de Irak y por Gran Bretaña, establecía cinco puntos por los que se habría de regir la unión:
1. Formación de una Gran Siria, que estaría formada por Siria, Palestina, Transjordania y Líbano.
2. Creación de la Liga Árabe, formada por la unión de Iraq y de la Gran Siria.
3. La Liga tendría un consejo permanente encargado de coordinar las cuestiones relativas a la administración y gobierno, los asuntos exteriores, la defensa, las cuestiones económicas y la protección de las minorías.
4. Se concedería una pequeña autonomía a los judíos de Palestina.
5. Los Maronitas de Líbano tendrían un régimen privilegiado.
También se establecía que esta unión estaría dirigida por la familia Hachemita. Sin embargo, este primer proyecto contó con una importante oposición; claramente en contra se manifestaron la comunidad judía, gran parte de la opinión pública libanesa, una parte de los sirios que defendían su propia nacionalidad al margen del resto de pueblos árabes, Egipto (que aspiraba a una unidad bajo su hegemonía) y el rey de Hiyaz, que no veía con buenos ojos que se forjara en su frontera norte una unión tan fuerte dominada por la familia Hachemita. Esta fuerte oposición abocó al proyecto a su fracaso. Ante el poco éxito de los Hachemitas en el proceso de unidad, el presidente egipcio Nabas, lanzó un segundo proyecto que suponía un menor grado de integración pero que contaba con un mayor apoyo, especialmente por parte de los ingleses. Después de dos conferencias (Alejandría en 1944 y El Cairo en 1945) y una intensa labor diplomática se consiguió, presionando a los países más reticentes, crear la Liga de los Estados Árabes. Ésta unió a siete países con relativa capacidad de acción: Egipto, Siria, Líbano, Transjordania, Iraq, Arabia Saudita y Yemen del Norte, junto con un representante de los árabes palestinos, dejando las puertas abiertas a la posible entrada del resto de países árabes que quisieran unirse a ellos una vez lograsen su independencia.
Se estableció su sede fija en El Cairo. Aunque se prohibía la injerencia en asuntos internos de otros países, sí se marcaron una serie de objetivos: fortalecer las relaciones entre los estados miembros, coordinar sus políticas para salvaguardar su independencia y soberanía, y en general, todo cuanto afectaba a los asuntos e intereses de los países árabes. También se estrechaba la cooperación en materia económica, en comunicaciones, en asuntos culturales y en las políticas de bienestar social. Se alcanzó el acuerdo de no recurrir a la fuerza para resolver conflictos entre los miembros de la Liga.
Miembros
Estados miembros de la Liga Árabe

dispersión de la lengua árabe.

Miembros de la Liga Árabe (y fecha de su admisión):
• Egipto - 22 de marzo de 1945 (Fundador) (suspendido, 1979-1989)
• Irak - 22 de marzo de 1945 (Fundador)
• Jordania (como Transjordania entre 1945-1949) - 22 de marzo de 1945 (Fundador)
• Líbano - 22 de marzo de 1945 (Fundador)
• Arabia Saudí - 22 de marzo de 1945 (Fundador)
• Siria - 22 de marzo de 1945 (Fundador)
• Yemen del Norte - 5 de mayo de 1945 (Fundador), desde 1990 como Yemen 1967-1990 (fusión con Yemen del Sur)
• Libia - 28 de marzo de 1953
• Sudán - 9 de enero de 1956
• Marruecos - 1 de octubre de 1958
• Túnez - 1 de octubre de 1958
• Kuwait - 20 de julio de 1961
• Argelia - 16 de agosto de 1962
• Emiratos Árabes Unidos - 12 de junio de 1971
• Baréin - 11 de septiembre de 1971
• Catar - 11 de septiembre de 1971
• Omán - 29 de septiembre de 1971
• Mauritania - 26 de noviembre de 1973
• Somalia - 14 de febrero de 1974
• Palestina - 9 de septiembre de 1976 (representada por la OLP)
• Yibuti - 18 de diciembre de 1977
• Comores - 20 de noviembre de 1993
La suspensión de Egipto se debió a la firma de los acuerdos de Camp David y al establecer relaciones diplomáticas con Israel. Durante esta suspensión la sede de la Liga se trasladó de El Cairo a Túnez.
El Sahara Occidental, territorio ocupado y administrado de facto por Marruecos, es considerado como parte de éste por la Liga Árabe.
Organización

La Liga Árabe está compuesta por los siguientes organismos:
• Consejo de la Liga Árabe, integrado por todos los estados miembros. Cada país tiene un voto y las decisiones aprobadas no son necesariamente vinculantes;
• Consejo Económico y Social Árabe;
• Comités técnicos;
• Agencias árabes especializadas;
• Uniones o asociaciones árabes;
• Secretaria General, nombrado por el Consejo